Grandes 90s de HC Vol. 6: Dinosaurios, hasta los bemoles

0
  • 17 de abril de 2009
  •  
     
    El juego que nos ocupa hoy es un juego que sufrí de primera mano cuando un compañero de instituto me instó a ir a su casa a probarlo porque según él es mucho mejor que Street Fighter 2...no tardé mucho en darme cuenta de que juego se trataba, un novedad de Mega Drive y también una de las modas de las que mas hasta las narices he acabado en la vida, casi casi a la altura de la primera edición de GRAN HERMANO, se trataba de JURASSIC PARK.

    Yo por entonces no había visto la peli así que no llevaba más ideas que las millones de previews y elogios de toda la prensa del sector, la que no es del sector, televisión e incluso radio. Según toda la información de la que disponía iba a vislumbrar el Segundo Advenimiento pero en versión lagarto.

    Nuestros amigos y vecinos de Hobby C. no podían ser menos que el resto y se sumaron al carro de puntuar el juego basándose en los criterios habituales: la puntuación del juego es directamente proporcional a la capacidad de doblarse del dinero que la gente de Sega dejase caer sobre la mesa de otra manera no me explico que le puedan cascar un 88 a este juego.



     Por este juego y más concretamente de los bugs causados por la infame y nefasta rutina de detección de colisiones o más bien por su ausencia podrían correr rios de tinta, como ya indican los redactores de  nuestra revista favorita algunas acciones son dificiles de realizar, esto se podría llamar una mentira piadosa pero en realidad solo estamos sobresimplificando la realidad: el control apesta y yo personalmente tengo una teoría al respecto: se quedaron sin dinero haciendo las animaciones del raptor por lo que no pudieron meter más de 7 fases y por ello decidieron no testear el juego y de esa manera no mejorar el control alargando de manera artificial la duración del juego haciendo que la inversión de 9000+ pesetas no fuera tan infructuosa. Siendo la licencia que es y TAN malo el control no me explico como los hobbistas le pudieron dar un 85/100 en jugabilidad, es, de hecho, a día de hoy,  el peor control conocido por el hombre compartiendo podio ahí en lo alto con grandes como Bubsy o Tazmania.

     If you mess with the triceratops, you get the horns...
     
     La gente de Sega tenía en sus manos un producto que podría haber sido decente, tenían el concepto de los dos protagonistas antagónicos, aún hoy poco explotada, antes de comenzar el juego, puedes elegir entre manejar al doctor Grant o a un raptor, la elección, estaba clara.
    Tambien tenían buenos gráficos aunque no supermegageniales como promulgaba la prensa del sector, de hecho solo encuentro extraordinaria la animación del raptor en la versión ntsc del juego, en la pal, la que nos llegó, esta recortada y de las animaciones de Grant mejor no voy a hablar porque me da la risa floja, los escenarios son muy dispares y lo mismo hay un buen escaneo que un fondo sacado de un juego del Commodore 64 y en general dan la sensación de que se quedaron, como ya he comentado, sin dinero ni tiempo para terminar. En cuanto al sonido, lo típico en megadrive, efectos decentes y música de pena.

    ¡Aperitivos!

    El juego cuenta con 7 niveles si juegas con Grant y 5 para el Raptor aunque, realmente, los unos son únicamente ligeras variaciones de los otros y con unos diseños en los que cláramente se ve que dicho diseño está muy orientado a las habilidades del raptor, mientras que Grant puede usar armas, escaleras y colgarse de cables cual mono Amedio, el raptor pega unos brincos de infarto y tiene la capacidad de correr y abrir puertas a patadas, como los hombres. En cuanto a variedad de enemigos, si no he contado mal hay 7, 6 tipos de dinosaurios y los guardias de seguridad y tanto estos últimos como un dinosaurio no son más que cambios de paleta de los protagonistas, bravo Sega. Supongo que no metieron más dinosaurios para no pagar más por los derechos....
    Lo que mata y remata a este juego es, entre otras cosas, su pésimo control, a veces no responde al mando, la detección de colisiones es de broma, los saltos en los que no ves donde vas ni de donde vienes están a la orden del día haciendo de los niveles un contínuo ejercicio de prueba y error, las continuas ralentizaciones ponen a prueba los nervios de los más curtidos jugadores de 8 bits, tambien abundan las situaciones en las que un paso en falso significa tu muerte segura con el consiguiente comienzo al principio del nivel, tampoco es un gran problema a que los niveles son CORTOS, cortísimos, sobre todo con el raptor donde puedes literalemente volar a traves del nivel matando y comiendo a placer ya que el juego no es dificil, solo injusto y, a pesar de ello, en ocasiones(pocas) divertido.

    De nuevo, la definición de "unsuspecting" plasmada en imagenes

    Un punto que realmente me toca la moral es el hecho de que, al manejar a Grant, solo tienes armas no letales en las más pura tradición de Mistery Men mientras que en los níveles del raptor, los guardias que John Hammond manda tras de ti van armados con bazookas y granadas de metralla entre otras sutilezas, con Grant hasta puedes ver que los dinosaurios siguen vivos despues de clavarles un dardo tranquilizante.
    Otra cosa que llama la atención es la inclusión de algunos niveles con "loopings" en los que si todo el tiempo bajas (o subes) el nivel se repite indefinidamente lo cual es bastante ilógico y da lugar a confusiones amén de qué, en algunos de estos tramos, solo has de dejar el mando suelto y el personaje lo hace todo solo como en los últimos juegos de Sonic, quizás este fue el comienzo de esa tendencia de Sega de crear cada vez juegos que fueran menos juego y más aventurilla semiinteractiva como los últimos juegos del erizo.
    Homenaje a Star Trek 2: ¡Graaaaaaaaaaant!

     En resumen se puede decir que el juego no es el peor del mundo y, ni mucho menos, el peor de Mega Drive pero tampoco es un juego de 90, ni de 80 ni de 70, si me apuran yo le pondría retrospectivamente un 64, salvándose únicamente por los graficos que como digo venían masacrados en la versión PAL del cartucho, el cual, no puedo recomendar a nadie sino es como ejemplo de lo increiblemente manipuladora que puede llegar a ser la prensa (en este caso la del ocio electrónico) para intentar que te gastes el dinero en productos que a toda vista, no lo vale.
    Buenas noches.